Proceso de individuación y pertenencia

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

“…que el organismo vive manteniendo su diferencia y relajando esa diferencia en la frontera, para encontrar/asimilar alguna parte del entorno “no similar” que es suficientemente “similar”, para servir como nutrición (y de ese modo, cambiándose a si mismo en el proceso).” Gordon Wheeler

¿Nos están invitando a retroflectar?

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

“Supongamos ahora que las energías que se están expresando,…están plenamente comprometidas en la situación..ya sea el amor, la rabia, la compasión, la pena, etc. Pero el individuo no puede hacerles frente y debe interrumpirlas porque tiene miedo a herir (destruir) o a se herido”. PHG, 291.

La salud es explicada por la Terapia Gestalt, entre otras, como la capacidad que tenemos de percibir lo que nos rodea (percepción/sensación), centrar nuestra atención (orientarnos) para enriquecer aquello que ha llamado nuestra atención, emocionarnos con lo que esto nos hace sentir y llegado el momento elegir lo que consideramos apropiado (manipular).

En este momento social tan complicado, cuando miro alrededor percibo el malestar de muchas personas que se sienten engañadas, defraudadas, castigadas, sensaciones que comparto a diario tanto en lo personal como en lo profesional. Y estas sensaciones son reforzadas con el continuo bombardeo de nuevas medidas de recortes en sanidad, educación, ley de dependencia… El engaño, el fraude, el castigo diario va transformándose en enfado que alimenta la necesidad de poder gritar alto y claro ¡BASTA!, ¡YA ESTA BIEN!; y hacerlo en compañía del resto de personas que sienten cosas parecidas.

Pero resulta que si hacemos esto que tanto necesitamos, gritar ¡BASTA YA!, estamos siendo ciudadanos malos y se nos invita a quedarnos en casa, a vivir en soledad y de puertas hacia dentro la humillación que estamos sufriendo. La autoridad (introyectada por algunos) nos anima a retroflectar, a no poner fuera aquello que tenemos claro que queremos decir a los que nos están ahogando.

Esta invitación a retroflectar no resulta novedosa, hasta no hace demasiados años, las mujeres que sufrían abusos físicos y humillaciones a manos de sus parejas, eran animadas a no decir, a solucionar estas cosas de puertas hacia dentro, porque sino traicionaban y humillaban a toda la familia.

Nos animan a retroflectar con la vieja idea de “no puede hacerse nada”, “lo que hacemos es lo mejor que puede hacerse y lo único”; que nos lleva al aislamiento y la conformidad. Nos quieren convencer que esta actitud es la saludable, por mucho que percibamos, sintamos y necesitemos cosas diferentes.

Retomando la definición de salud del inicio, aliento a tod@s a compartir nuestro malestar, a mostrarlo públicamente y sentirnos orgullos@s de hacerlo responsablemente, desde el convencimiento de que cualquiera de nosotr@s somos excelentes personas independientemente de la posición social que ocupemos.

Imagen de Misha Gordin

XI Reunión Internacional de escritores gestálticos en castellano.

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

Tres de septiembre de 2012, lunes, comienzo de un nuevo curso.

Para nosotros el curso gestáltico comenzó el pasado viernes, 31 de agosto, con la participación en la XI Reunión Internacional de escritores gestálticos en castellano, que Carmen Vázquez organiza en el CTP de Madrid.

Este año la reunión fue un pequeño experimento, como Carmen lo denominó, que consistió en que todos los que estuvimos escribimos a propósito del mismo tema “La ética en Terapia Gestalt”. Y ha sido muy enriquecedor, estimulante y cansado, dos días hablando y reflexionando a propósito de como la Terapia Gestalt entiende la ética.

Hubieron conceptos que aparecieron en casi todos los artículos: elección, deseo, responsabilidad, proceso de contactar, ética postmoderna, códigos deontológicos… Para mi la reunión fue un fiel reflejo de estos conceptos, cada uno eligió resaltar en su artículo y desarrollar unos conceptos y no otros; y que es sino el proceso de contactar en terapia gestalt, sino un proceso de continuos intereses, excitaciones, awareness, elecciones y rechazos, asumiendo responsablemente cada una de ellas.

Jean Marie Robine ya apunta en uno de sus libros la siguiente idea: “…Lo que podría querer decir que no hay un ética de la psicoterapia, sino que la psicoterapia es una ética…”

Y ahora toca continuar con la actividad cotidiana, sesiones de terapia, grupo de formación, programar nuevas actividades…; esperamos reencontrarnos con muchos de vosotros y vosotras, así como poder dar la bienvenida a aquellos que os acerquéis por primera vez a Espacio Gestalt.

La responsabilidad en Terapia Gestalt

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

Mi abuelo gestáltico

“Un irresponsable es alguien que no se toma en serio lo que le es necesario”

Mi abuelo materno tubo una máxima que guió su vida, nunca la verbalizo en voz alta, pero cada una de las decisiones (elecciones) importantes que tomó en su vida estuvieron marcadas por ella. Esta máxima o deber fue:

“Un hombre debe de ser honrado, y lo es, cuando mantiene su palabra dada a otro hombre”

PINCHAR PARA COMPLETAR ARTÍCULO
La responsabilidad en Terapia Gestalt

Lo real en Terapia Gestalt

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

“¿Qué es ser real? Preguntó un día el Conejito, cuando todos los juguetes estaban juntos cerca de la pantalla protectora del hogar, antes de que Nana viniera a arreglar la habitación. ¿Es tener cosas que zumban en tu interior y una palanca que te hace funcionar?
Ser REAL no consiste en cómo estás hecho, dijo el Caballo. Es algo que te pasa. Cuando un niño te quiere durante mucho, mucho tiempo, no sólo para jugar contigo, sino que REALMENTE te quiere, entonces te conviertes en algo REAL.
¿Duele?, preguntó el Conejito.
A veces, dijo el Caballo, que siempre era de fiar. Pero cuando eres real ya no te importa que te hagan daño.
¿Te sucede de pronto, como cuando te dan cuerda, o poco a poco?”, preguntó.
Eso no te ocurre repentinamente, dijo el Caballo. “Te vas haciendo poco a poco y tarda mucho tiempo. Por eso no le suele ocurrir a los que se quiebran con facilidad, o a los que tienen bordes afilados, o a los que se guardan cuidadosamente. Generalmente, cuando te haces REAL, casi todo tu pelo se ha desgastado, tus ojos se han salido, tus articulaciones están sueltas y te sientes muy maltrecho. Pero estas cosas no importan ya, porque una vez que eres REAL ya no puedes ser feo, excepto para la gente que no entiende.”Margery Williams.

Si quieres leer el texto completo pincha el siguiente enlace:
El Conejo de Terciopelo

Espero vuestros comentarios.
Hasta el próximo.

¿Y tú de quien eres?. Lealtad y pertenencia en Terapia Gestalt.

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

¿Y tú de quien eres?
Lealtad y pertenencia en Terapia Gestalt

Aquellos que tuvimos abuelos cuyo origen fue un pueblecito diferente a la gran ciudad donde vivíamos, hemos tenido probablemente la siguiente experiencia:
Ir al pueblo en vacaciones de verano, ser observados por los habitantes habituales del mismo, con la pregunta flotando en el aire: ¿Y estos forasteros quienes serán? E inmediatamente algunas de las mas atrevidas acercarse y preguntar: “¿Y tú de quien eres?”. La respuesta a esta pregunta implicaba dar las referencias de nombre y apellidos de los abuelos; seguidamente una de las vocecillas añadía: “claro ésta es de la familia de los …”.

Así comienza este primer escrito, si queréis leerlo íntegramente pinchar el enlace que sigue.
Y tú de quien eres

Animaros a escribir y hacernos llegar vuestras reacciones, sugerencias.

!!!Podemos hacer, incluso podemos no hacer nada!!!

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Reflexiones

Cada vez que escucho en las noticias a nuestros dirigentes, para justificar las medidas tomadas, oigo frases como estas: “A mí tampoco me gustan, pero no había otra posibilidad”, “Es la única opción posible ahora”, ¨No va a mejorar nada de manera inmediata, pero ya veréis a la larga que bueno será”, “No podemos hacer otra cosa”; que movilizan recuerdos de un pasado reciente, que imagino todos hemos podido escuchar de una u otra manera en nuestro entorno familiar. Quizás oímos a nuestra madre, padre, abuela, abuelo decirnos: “Más me duele a mí que a ti, así que no llores”, “No hay otra opción, o lo tomas o te quedas sin nada”, “Aunque ahora no lo entiendas cuando seas mayor me lo agradecerás”, “Es lo único que sé hacer”.

Y de pronto a estas frases podemos añadir las que inmediatamente acudían a nuestras mentes, y que tenían como resultado calmarnos, que aceptáramos con resignación y sin cuestionar lo que acabábamos de escuchar: “Ella sabe lo que hace”, “Ella hace lo mejor para mi”, “Si hubiera otra opción mejor, como no la iba a hacer, es mi madre y me quiere”

Empiezo a vislumbrar el efecto inmediato que las frases utilizadas por nuestros dirigentes pueden tener en todos nosotros: que no cuestionemos las noticias que nos dan, pues ellos saben que es lo mejor para todos, el convencimiento de que no hay otras maneras porque si las hubiera ellos las sabrían y las tomarían, conformarnos con lo que nos ofrecen porque no hay más, la parálisis y la idea presente en todas las cabezas de: “No podemos hacer nada”.

Pero si todas estas frases siguen teniendo plena vigencia, a pesar de los años transcurridos, es porque las mantenemos por la fuerza de la costumbre, esa que nos hace sentir ansiedad ante la menor señal de cambio en relación con ellas; y rápidamente nos llama a la resignación.

No hace mucho Serrat nos cantaba lo siguiente:

Podemos inventar, crear nuevas frases que puedan ampliar el campo de posibilidades de las costumbres más acordes, quizás, al momento presente. Algunas de las que comienzan a ir tomando sentido para mí son: “Seamos niños jodiendo con pelotas”, “Podemos hacer, incluso decidir no hacer”, “Siempre hay más de una posibilidad y si no la hay habrá que inventarla”.

“Los “utópicos”… Siguen ( SEGUIMOS) creyendo que las máquinas se inventaron para que fueran útiles, que el trabajo es una actividad productiva, que la política tiende al bien público y que, en general, algo es lo que puede hacerse. Estos son, en la actualidad, los ideales utópicos”. Paul Goodman, 1962.