Espacio Gestalt en Granada

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en actividades externas

La semana pasada compartimos con vosotras y vosotros que estaríamos en Granada con el segundo ciclo de formación que el Centro Defabula realiza con el CTP de Madrid.

Llegar a Granada siempre resulta una experiencia grata, es una ciudad donde se respira el ambiente estudiantil, el influjo de la Alambra lo inunda todo y además nos acompañó la luna que lo dejaba todo más a la vista. Si a todo esto añadimos los cuidados de nuestra anfitriona, Erika, todo nos hacía presagiar un buen fin de semana.

El sábado a las 9,30 llegamos a Defabula, un espacio desconocido  hasta ese momento, por nosotros y poco a poco fueron apareciendo las 14 personas que conformaban el grupo. Desde el primer momento recibimos de ellos sus deseos de conocernos, de saber de dos formadores discípulos de Jean Marie Robinne, curiosidad por nuestro estilo personal de hacer como terapeutas, de tener a un hombre como formador, de tener a dos formadores juntos. Y con toda esta novedad en el campo, con toda la excitación movilizada por estos deseos y la nuestra, el ello de la situación estaba en movimiento.

 Ha habido momentos de intimidad, de risas, conflicto, agresividad, ternura que han ido enriqueciendo el fondo y con ello energetizando las figuras que hemos ido co-creando, encontrando así en sentido de escuchar el silencio.

Hemos disfrutado con el grupo, nos hemos sentido vistos y reconocidos por todos.

Y así llego el momento de la despedida, era domingo y tras 15 horas de formación un poco de cada uno de ellos y ellas han pasado a formar parte de nuestro fondo de experiencias, enriqueciendo nuestro saber hacer como terapeutas y formadores.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • Rafael Soler

    |

    Hola Nieves y Pedro.

    Os reenvío aquí un comentario que os escribí el viernes pasado y que hoy lunes encuentro devuelto por algún error en la dirección de e-mail.

    Han pasado deprisa estos días de trabajo y ajetreo desde el fin de semana que compartimos en defábula y ni uno solo he dejado de sentir la intensa emoción y la honda huella que siento me han dejado esos momentos compartidos. Quisiera daros las gracias por abrir ese paisaje de silencio que me invita a recorrerlo con la curiosidad de descubrir lugares que tantas veces las palabras no dejan desvelar.

    Tambien gracias por vosotros mismos, porque siento que en el breve tiempo compartido habeis abierto en mi un generoso caudal de afecto y admiración por la belleza de vuestro trabajo.

    Espero que nos podamos volver a encontrar pronto.

    Recibid mi mas cálido y afectuoso abrazo.

    Rafael Soler.

    Responder

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.