El encuentro con Ruella Frank

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en eventos interesantes, formacion terapia gestalt

Ideas que flotan en mi cabeza tras el taller para reflexionar, hablar, madurar y que comparto con vosot@s:
1.- Ruella nos recordaba a cada momento una idea clave para ella LA RELACIÓN, nuestro cuerpo como terapeutas modela el cuerpo del paciente y viceversa.
El contacto es la realidad más simple que existe, escribían Perls y Goodman en el PHG. La terapia gestalt plantea que ningún organismo animal puede existir sin su entorno. Si sacamos a un animal de su entorno se muere. Esto es la relación Organismo/Entorno es física, social, animal y cultural.
Y Ruella ha investigado en una línea, como lo físico, el cuerpo y sus movimientos están presentes en la relación paciente-terapeuta; y como estar sensibles a los micro movimientos nuestros y del paciente nos puede dar una información rica y valiosa que poner en el campo de relación terapéutica.

2.- Nos habló de TRES EJES DE MOVIMIENTO: horizontal, vertical y sagital.
Y de pronto vienen a mi cabeza las tres funciones del self: la función ello que nos informa de las posibilidades del campo (eje horizontal que nos permite observar, percibir todo aquello disponible en el campo de experiencia, susceptible de ser contacto); la función yo encargada de realizar las elecciones y alienaciones (eje vertical nos centra en la figura formada y el sagital que nos mueve hacia); función personalidad, lo conocido a cerca de nosotros (al patrón de movimiento que volvemos de forma neurótica, en busca de la seguridad de lo conocido frente a la excitación de lo nuevo).
3.- Los patrones posturales empiezan a formarse desde el útero. En la relación con los cuidadores principales van evolucionando a través del tiempo, pero los elementos fundamentales permanecen en nosotros y continúan formándose y siendo formados en la experiencia adulta.
Este patrón corporeizado probablemente estará presente en relaciones posteriores, incluida la relación terapéutica
Ha sido un verdadero placer reencontrarme con Ruella, poder compartir con ella un poco de mi dificultad, de mi vulnerabilidad y encontrar entre las dos la manera de ir un poco más allá.
Una nueva mirada que enriquece mi trabajo como psicoterapeuta gestalt y me reafirma en el modelo teórico de la Teoría de Self que tengo como fondo en mi quehacer diario.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.