La ruptura del contacto.

Escrito por Espacio Gestalt el . Posteado en Escritos, Reflexiones

 

Situación objeto de supervisión.

Profesora de Química en E.S.O. y terapeuta Gestalt (Supervisada):

 

“Necesito la firma de una madre de un alumno mío para que sus datos puedan aparecer en la página web del instituto. El alumno no me trae el papel firmado y la opción que me queda es hablar con el orientador, ya que sé que él se reúne con la madre periódicamente, debido a que su hijo tiene diferentes problemas, desfase curricular, comportamiento disruptivo, ha llegado de otro país nuevo al centro… Pido ayuda al orientador por seguir los pasos burocráticos y ante la imposibilidad de reunirme con la madre. Ante mi petición, a un compañero,  me parecía que me estaba leyendo la introducción de la historia de la psicología cognitivo-conductual. Antes de que terminara el primer párrafo, o de que llegara a la primera coma, desconecté, le di las gracias y me marché en dirección a mi clase. Él me persiguió hasta casi la puerta del aula relatándome lo que continuaba del párrafo.”

 

Conclusiones de la supervisión

Estas han sido las reflexiones que me manda tras un tiempo.

La ruptura del contacto ante una simple petición.

El décalage y la oposición de fase.

Pensando en la curva de contacto, me viene constantemente a la cabeza el movimiento ondulatorio.

Principio de superposición: varias ondas en un mismo espacio y tiempo se suman sus elongaciones y se produce una onda de amplitud mayor o menor. Las interferencias en las ondas es un fenómeno asociado a la superposición de dos o más ondas en el mismo medio. La interferencia depende de la diferencia de fase, será constructiva si llegan en fase y destructiva cuando llegan en oposición de fase. En la oposición de fase, la amplitud, la intensidad… valen cero, es decir, no hay contacto, se produce el décalage, por lo que no hay onda. Gráficamente sería algo así

ONDAS

 

En la primera figura, las dos ondas llegan en fase, generan una onda resultante (la de arriba), más grande y reforzada que las dos individuales, hay contacto. En la segunda figura, llegan en oposición de fase, no hay onda resultante, no hay contacto.

 

En la segunda gráfica, la figura, el movimiento ondulatorio, se ha diluido.

La rigidez, creer saber más que la otra persona sin escuchar lo que te pueda aportar, la necesidad de control, cuando yo me marchaba y el me perseguía por el pasillo porque dejé de escuchar el discurso que empezó a relatarme…, tanto individualismo junto, sin tenerme en cuenta para nada, me hizo huir de esa situación. Creo que mi función Yo estuvo reforzada para tomar la decisión de irme y su egotismo patológico también persiguiéndome por el pasillo para que le diera la razón.

DSC_0412Estas semanas he sido muy consciente de los décalage que tengo en mi profesión, con mis compañeros y sí, son fruto de ese individualismo, de no aceptar las relaciones igualitarias, no de iguales, ya que cada uno somos especialistas en una materia, pero eso no significa que no podamos aportar y hacer cosas interdepartamentales. No sé qué se transmite así a los chavales.

A lo mejor le leo esta frase a ver si la entiende:

“Sin el otro, no se abre nada. Sin el otro, no existe nada. Sin el otro, el self no existe; sin el otro, la expresión no existe; sin el otro, no existe la palabra”. Jean-Marie Robine Manifestarse gracias al otro

Acercar la Gestalt al ámbito educativo es una gran gesta al alcance de pocas.

Mi reconocimiento a Mª Ángeles Inarejos, no solo por hacerlo, sino además por escribirlo y correr el riesgo de mostrarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.